Halloween 2018

Mié, 31/10/2018

En nuestro colegio Bios tuvimos una fiestecita el miércoles 31 de octubre.

Se trataba de celebrar la fiesta de Halloween. 

Es una fiesta que se ha metido en nuestro país...en nuestra sociedad y en nuestros colegios. Aunque la verdadera fiesta que hay detrás se centra en dos días y me gustaría aclararlo antes de seguir :

-El día 1 de noviembre es la festividad de todos los Santos. Son aquellos que ya gozan de la Presencia de Dios en la vida eterna. Aquellos que son amigos de Dios y que han hecho el bien a todas las personas que han encontrado en su camino. 

- El día 2 de noviembre se celebra la fiesta de todos los difuntos. Todas las personas que han muerto. Y por ellas pedimos y rogamos a Dios. Y se acude a los cementerios a llevar flores como signo de nuestro cariño y recuerdo por nuestros seres queridos. 

Aclarado ya el auténtico sentido de estas fiestas, vamos a ir viendo cómo lo celebramos en nuestro centro educativo. 

No olvidemos que a los niños y no tan niños nos gusta mucho disfrazarnos.  Y eso fue lo que hicimos algunos profesionales del centro  y muchos alumnos. 

Se establecieron varias zonas según edades de los alumnos. 

En la planta superior del colegio preparamos unos espacios dedicados al terror. 

  1. La habitación o sala del terror donde los alumnos mayores  en grupos pequeños y acompañados de un adulto iban entrando y pasaban por un pasillo preparado con esmero para crear sensaciones y experiencias con ciertos niveles y grados de miedo. En este itinerario iban surgiendo personajes que escenificaban episodios terroríficos para sorprenderlos y les hacían viajar a las emociones más extremas. Los chicos salían corriendo y gritando de esa sala.
  2. Depósito de cadáveres: era otra sala preparada con paneles en la pared que simulaban las puertas de los depósitos de cadáveres. Además se llenó la pared con una buena dosis de pegatinas con dibujos de cucarachas que subían por todos lados y producía asco nada más verlo. Allí se encontraban los forenses que tenían una camilla con un cadáver cubierto con una sábana. Además se trataba de meter la mano en un cofre de cenizas (de un antiguo personaje) para recuperar una llave mágica. No muchos alumnos se atrevieron a meter la mano porque la ténue  luz y la música cooperaban a crear un ambiente de auténtico terror.
  3. En el aula hogar se prepararon en un taller de cocina ricos manjares propio de la fiesta del miedo... Del terror... De lo que tantos vamos conociendo como Halloween. Había dulces de dedos sangrientos, sándwiches de caras, nubes, gominolas, pasteles y tartas con dibujos de tumbas, patatas fritas y bebidas color rojizo para simular la sangre que beben los vampiros y el Conde Drácula.
  4. En las clases de los alumnos más pequeños se disfrazaron algunos de ellos y se hicieron actividades y dibujos. Se busca que los pequeños no tengan miedo sino que disfruten con los disfraces y juegos. 

Por todos los alumnos colaboramos para hacer que ese día fuera diferente... Para que se divirtieran y para jugar entre risas y sustos. 

Por ellos hicimos que ese día fuera un viaje inolvidable. 

Pero... Recordad que realmente es la fiesta de los Santos y de los difuntos que merecen todo nuestro respeto.

Puedes ver algunas fotos de este día en el siguiente enlace 

Fdo.: Almudena (Logopeda del Bios)